ORIÓN: MÁS QUE UNA CONSTELACIÓN...

"Aquí reposan los restos de una criatura que fué bella sin vanidad, fuerte sin insolencia, valiente sin ferocidad y tuvo todas las virtudes del hombre y ninguno de sus defectos."
***
Epitafio que compuso Lord Byron para la tumba de su perro.
***
Orión es quizás la Constelación mejor conocida del cielo. Está compuesto por estrellas brillantes, visibles desde ambos hemisferios en invierno. Orión se encuentra cerca de la Constelación del río Eridanus, apoyado por sus dos perros de caza; Canis Maior y Canis Minos.
Por si no fuese suficiente, desde hace poco más de un año, Orión es más que una Constelación...
Como relata el video, Orión era un perro de raza Rottweiller a quien le gustaba jugar con su dueño Maurizio Pérez Mercado, en un riachuelo de Tanaguarena.
Orión y Alfa, su pareja de la misma raza, junto a otro perro llamado Negro y el gato Micky, chapoteaban en el agua, perseguían lagartijas y se divertían sacando a Maurizio del agua en su lomo. Fué así cómo Orión se convirtió en rescatista...
***
El 15 de diciembre de 1999, Orión se levantó temprano y comenzó a ladrar desesperado, se le notaba nervioso.
Al llegar la noche, las toneladas de lodo y piedras que bajaban con las aguas, obligaron a Maurizio y a su esposa Aída, a abordar el helicóptero que los rescató del techo de su casa sin sus mascotas. Fueron momentos difíciles para todos...
***
"Lloré cuando ví cómo Orión se quedó aullando sobre la casa", dijo Aída.
***
Orión y Alfa perdieron a sus nueve cachorros recien nacidos. El Negro y Micky también perecieron...
Horas más tarde, bajo la lluvia incesante, una niña de ocho años era arrastrada por la avalancha. Fué entonces cuando Orión se lanzó al río y comenzó a nadar entre las agitadas aguas hasta que alcanzó a la pequeña, la tomó con los dientes por la ropa y, sin hacerle daño, la llevó hasta la orilla. Los que vieron aquello no salieron de su asombro...
El perro se lanzó una y otra vez al torrente para salvar a otras personas. En total, fueron 37, entre niños y adultos, los salvados por Orión.
Días después, cuando Maurizio regresó al que fué su hogar, fué recibido por grandes muestras de cariño por el fiel Orión que, a partir de entonces, se convirtió en toda una leyenda y en una muestra más de ese extraordinario sentimiento de afecto y fidelidad que tienen los perros hacia los humanos...

***
Ésta es una historia verídica, una de entre cientos... Son actos como estos los que certifican las grandes capacidades que poseen nuestros fieles compañeros a los que, desgraciadamente, muchas veces despreciamos de las formas más crueles...
Ellos, aún a riesgo de su propia vida, se exponen a cualquier peligro sin esperar nada a cambio.
Para mí, no hay mayor gloria ni honor que entender el verdadero sentido de la palabra ENTREGA...
***
Gracias por estar a mi lado Naia
Te quiero, siempre,
***
tu fiel compañera.


***